El primer lanzamiento espacial español experimenta otro aplazamiento ¿Ha tenido dificultades PLD Space?

por | Jun 16, 2023 | Noticias del Espacio

Los últimos meses han sido especialmente emocionantes para los entusiastas españoles del espacio. Por primera vez en la historia, presenciaríamos el lanzamiento de un cohete de fabricación nacional. La compañía PLD Space ha estado preparándose durante años para este momento, y finalmente llegó el momento en que su cohete, el Miura 1, escribiría su propia página en los libros de historia. El vuelo inaugural del Miura 1 está destinado a ser suborbital. La cofia del cohete puede llevar una carga útil de hasta 100 kilogramos en vuelos suborbitales, lo que significa que alcanzará una altitud de aproximadamente 80 kilómetros, quedando justo por debajo de la frontera del espacio según la línea de Kármán. En lugar de entrar en órbita alrededor de la Tierra, el cohete ascenderá y descenderá en un lapso de apenas 12 minutos.

Todo estaba listo para que esta maravilla mecánica despegara el pasado 31 de mayo. Desafortunadamente, el lanzamiento tuvo que ser cancelado debido a las condiciones de viento en el centro de experimentación de El Arenosillo, en Huelva. Aún no hay una fecha oficial para un segundo intento, pero el CEO y cofundador de PLD Space anunció recientemente que el lanzamiento del Miura 1 durante el pasado fin de semana no sería posible debido a la borrasca Óscar. Aunque el lanzamiento no estaba oficialmente programado, algunos aficionados consideran esto como otro retraso, y hay algo de verdad en sus palabras.

Un despegue lleno de contratiempos

Dos contratiempos meteorológicos en apenas dos semanas. ¿Es esto una anomalía estadística o el lugar de lanzamiento en El Arenosillo tiene condiciones climáticas adversas para los despegues de cohetes? ¿Podría ser que PLD Space haya tomado una mala decisión al elegir el lugar para sus lanzamientos? Dejando de lado los comentarios fáciles sobre retrasos y proyectos “made in Spain”, estas preguntas son totalmente válidas y, afortunadamente, la respuesta breve es que no hay motivo de preocupación, ya que el despegue ocurrirá y el lugar de lanzamiento es adecuado. Si ha habido retrasos, se deben principalmente a la extrema cautela requerida en las fases iniciales de un proyecto como este.

Todo aficionado a la astronomía sabe que los lanzamientos programados son promesas inciertas. Aunque todo salga exactamente como estaba planeado, los cohetes pueden despegar y mantenernos cautivados frente a las pantallas, ya sea por pasión o por mera curiosidad. Sin embargo, lograr que todo salga “exactamente según lo planeado” es un gran desafío. Hay innumerables cosas que pueden salir mal durante un lanzamiento: errores humanos, condiciones meteorológicas imprevistas, fallos técnicos, entre otros. Por lo tanto, los retrasos y cancelaciones son algo común, incluso cuando se hacen todos los esfuerzos para evitarlos. En este caso, nuestra propia ilusión juega en nuestra contra. Estamos ansiosos por presenciar el despegue del Miura 1 y dejar nuestra huella en este hito. Será nuestra primera huella, de hecho.

De pedalear en bicicletas a surcar el cielo en cohetes

Y es precisamente esa condición de pioneros la que presenta el problema. Este no es un lanzamiento común. No se trata de la centésima quinta vez que montamos en bicicleta, es la primera vez que quitamos los ruedines y estamos esperando que la acera esté despejada antes de levantar los pies del suelo. Las condiciones deben ser ideales y, por alguna razón, siempre hay obstáculos en nuestro camino. No son autobuses ni grupos de ciclistas, son pájaros y tal vez algún peatón ocasional, cosas que, una vez que tengamos confianza, no nos detendrán, pero con las que no estamos preparados para lidiar en este momento (o tal vez sí, pero no estamos completamente seguros). Aunque esta analogía tiene sus limitaciones, nos da una idea de lo que está sucediendo. El cohete Miura 1 debe estrenarse en las mejores condiciones posibles para obtener la máxima información sobre el rendimiento de sus sistemas y evitar confusiones causadas por circunstancias imprevistas.

En resumen, el cohete necesita despegar por la mañana, cuando la atmósfera está más tranquila. De hecho, en el momento del lanzamiento, el cielo debe estar despejado y la velocidad del viento no debe superar los 5 o 10 kilómetros por hora. Por supuesto, existe la posibilidad de que todo termine en fracaso, pero también existe la posibilidad de ser alcanzados por un rayo mañana. La ruta que está hasta ahora en el espacio PLD ha sido compleja, tanto desde un punto de vista técnico como en términos de financiación y procedimientos burocráticos. Lo que han logrado hasta este momento ya es un gran hito, y el siguiente paso, incluso si no tiene éxito en el primer intento, llevará a tener un cohete español funcional en un plazo razonable. Estamos al borde de ese hito y no falta mucho para cruzarlo.

Hyperion
Author: Hyperion

Otras Noticias

Compartir

Redes Sociales

Google News

Noticias

Noticias Relacionadas

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Posibles Fuentes: Pagina de Fuentes